lunes, 11 de junio de 2012

¡Sí tienen futuro!

Unos centenares de ciudadanos se concentraron el sábado para mostrar su rechazo al rescate de la U.E. Unos centenares. Parece que, de momento, la campaña de "información" del gobierno está surtiendo efecto y nos hemos creído que el rescate no va a repercutir negativamente en la ciudadanía.
Lo único que ha concedido el ministro de econosuya, perdón, de economía, son los 3.000 millones de euros que va a aumentar el déficit del estado por culpa de los intereses del "europréstamo". Casualmente la misma cifra del último recorte en educación. Ése que va a suponer que aumente el número de alumnos por aula (42) y disminuya el de profesores. Pero la cosa no va a quedar ahí, por mucho que diga Rajoy, llegarán presiones desde Bruselas y no tardará en producirse un nuevo despido masivo y otra bajada de sueldo a los funcionarios. Para hacer más populista, más popular esta componderación de funcionarios, y amparados en el escaso seguimiento de las recientes movilizaciones del sector educativo, seguramente las administraciones aderezarán estas medidas con nuevas campañas de desprestigio para la educación pública.
Muchos profesores, al ver como la población admite, sin inmutarse, que rescatar bancos a costa de hundir la educación y el resto de servicios públicos es la prioridad, la única prioridad, tendremos la tentación de desmotivarnos y dejar de dedicar a nuestros alumnos el esfuerzo que se merecen.
La educación pública sostiene su calidad con la profesionalidad, aptitud y dedicación de los profesores, cuando consigan que ese sustento se derrumbe habrán logrado su objetivo. Los padres que se lo puedan permitir, no dudarán en pagar por educar a sus hijos y el resto, verá cómo sus hijos reciben peor formación y por tanto menos oportunidades.
Por suerte, siempre nos quedará la principal motivación: la ilusión y las ganas de aprender de los alumnos. Porque por mucho que nos empeñemos en hacer todo lo posible para arruinar su futuro: ¡Sí tienen futuro!

Si no entendéis esto último deberíais ver este vídeo.

Untitled from Miguel Torija on Vimeo.


Este vídeo ha sido realizado gracias al esfuerzo desinteresado de un profesor y de 60 alumnos que durante una semana dedicaron su tiempo libre a planificar, ensayar, grabar y montar el vídeo.






8 comentarios:

Miguelángel Flores dijo...

Nos la están metiendo entera. Con mucha vaselina, eso sí.
Abrazos (sin ánimo de lucro)

Miguel Torija dijo...

Gracias Miguel Ángel por tu comentario. Tienes toda la razón, nos la están metiendo con vaselina, pero me parece que hasta con vaselina lo estamos empezando a notar.

Fernando Martínez dijo...

Estoy harto de escuchar que la culpa de todo lo que pasa la tenemos los ciudadanos de a pie, "por vivir por encima de nuestras posibilidades". Lo único que hemos hecho ha sido vivir adaptándonos a las normas que ellos marcaban. Yo hubiera preferido comprar mi casa a precio real, y no a al precio aumentado que la compré. Precio fijado especulativamente por bancos y constructoras ante la permisividad de los diferentes gobiernos.

Yo no tengo ni idea de macroeconomía, desconozco lo que es la prima de riesgo y no sé lo que supone el presente rescate. Lo que sé, es que cada cuatro años ejerzo mi derecho al voto para elegir a unos señores que tienen la obligación de saber de todo esto. Esos señores eran los responsables de detectar este problema -lo de la burbuja inmobiliaria se hablaba en corrillos a pie de calle, por lo que no era tan difícil darse cuenta que la mecha encendida haría explotar la bomba en cualquier momento-. Debían detectar el problema, por supuesto, para eso existen; prevenir las consecuencias y actuar para controlarlo.

No lo han hecho.

Han fracasado, ellos, pero los platos rotos los estamos pagando entre todos.

¿No creéis qué es hora de pedir responsabilidades?

En primer lugar a los directivos de los bancos que han desmanejado esta situación por supuesto, pero también a una clase política que no han legislado para evitar este caos. Que ha estado jugando a la "patata caliente", legislatura tras legislatura, intentando mantenerse en el poder cada cuatro años, cuatro años más, esperando que la bomba, con un poco de suerte, le estallara al otro.

http://espiralesdetinta.blogspot.com.es/

Rosana dijo...

Gracias a todos vosotros profesores por la labor que realizáis contra viento y marea. Espero que el desaliento no os haga desistir en ese empeño e ilusión que le echáis.

Eso es lo peor tanto en educación como en sanidad (y me temo que una de sus intenciones claro) que la gente normalice la situación y se plantee hacerse de Sanitas (por ejemplo) y enviar a los niños a cole privado, pero ojo no solo los que peuden (que son lo que la crisis ni fú ni fa) si no que hay gente dispuesta a sacrificarse para pagar el seguro médico privado o el cole del nene y yo les digo que no, que no lo hagan que eso es lo que quieren
Mis hijas seguirán yendo a cole e instituto público y no solo porque no me puedo permitir otra cosa (que no puedo) sino porque sigo creyendo en lo público.
Abrazo

Miguel Torija dijo...

Fernando. ¿Dónde hay que firmar? Suscribo tus palabras de la primera a la última. La imagen de los políticos pasandose la patata caliente es muy acertada. Salen en la tele con cara de tenerlo todo bajo control y en realidad van a impulsos, sin ruborizarse lo más mínimo cuando hacen lo contrario de lo que acaban de decir que iban a hacer. Es triste decirlo pero van a conseguir que prefiramos la "tecnocracia" a esta "democracia". Ahora mismo no se salva ninguno de los tres pilares que la sostienen, ni la justicia (la cacería contra Garzón frente a la benevolencia con Divar), ni la política, ni la monarquía.

Miguel Torija dijo...

Gracias Rosana por tu comentario y por tu lucha.
Estamos de acuerdo, pretenden empujar a la gente hacia la sanidad y la educación privada, pero no porque esta sea cada vez mejor. Es más barato cargarse lo público para que lo privado simplemente sea menos malo.
En la medida que nos dejen, mientras podamos, seguiremos poniendo todo de nuestra parte para mantener la calidad de la educación y la sanidad.

Elysa dijo...

Gracias a todos los profesores que contra toda esta avalancha aún siguen luchando por una educación de calidad y espero que sigan en ello por el bien de todos.
No voy a añadir más, Fernando ha expresado muy bien lo que opino también.

Besitos

Miguel Torija dijo...

Gracias Elysa de parte de todos los profesores que seguiremos apostando por nuestros alumnos porque se lo merecen.
Estoy contigo, Fernando ha dado en el clavo, en todos los clavos.