jueves, 27 de diciembre de 2012

Entrevista a Santiago Roncagliolo



Santiago Roncagliolo en la azotea del Hotel de Las Artes (Madrid)
Escribo novelas para que me quieran e historias reales para que me odien

Santiago Roncagliolo (Lima, 1975) llegó a España con el afán de ser escritor. No fue fácil e incluso tuvo que dedicarse a limpiar casas para poder subsistir, por suerte esos vaivenes no acabaron con su intención de dedicarse a escribir. El reconocimiento le llegó en 2004 con su novela Pudor que fue llevada al cine y sobre todo con Abril rojo que le convirtió, en 2006 (su “año delirante”), en el ganador más joven del premio Alfaguara de novela. Después ha publicado Jet lag, La cuarta espada, Memorias de una dama, Tan cerca de la vida y El amante uruguayo. Colabora con diversos medios de comunicación y escribe una columna (Rayos y centellas) en el El País Semanal. Os dejo un aperitivo de la entrevista que le acabo de hacer para Mone Monkey.

Un libro de viajes, otro de cuentos, un ensayo periodístico, un recopilatorio de los textos de tu blog, una biografía, un thriller, una novela coral, otra futurista y una investigación histórica... ¿no repites por miedo a que te encasillen o es un afán por explorar todos los terrenos de la prosa?

Las dos cosas, supongo. Lo que me gusta es sorprenderme a mí mismo con cada trabajo. En otras artes es más normal, y surgen personajes como David Bowie, Stanley Kubrick o Pablo Picasso, que se reinventan con cada nuevo trabajo. En literatura debería ser igual de habitual.

Con ella has desatado la polémica con las revelaciones sobre el escritor uruguayo Amorim. Antes ya habías escrito dos libros especialmente comprometidos. La cuarta espada, en el que narras el nacimiento, vida y agonía de Sendero Luminoso y de su líder y Memorias de una dama en el que destapas las conexiones de la familia de la protagonista con la CIA, la mafia y las dictaduras caribeñas. ¿Cuál de los tres libros te ha dado más disgustos?

¡Ja ja! Supongo que soy un especialista en meterme en líos. Pero es inevitable. Creo que escribo novelas para que me quieran, pero historias reales para que me odien. Una historia real debe desafiar las versiones “oficiales”, las mentiras que se imponen y que repetimos sin pensar. Y eso siempre disgusta a los que quieren mantener esas versiones. A veces, esas personas pueden ser muy poderosas y causarte muchos líos.



En una de tus últimas columnas de El País Semanal narras como, por un descuido, Hacienda terminó embargándote las cuentas. Aquí en Castellón, tenemos un personaje muy aficionado a los aeropuertos, que desde 1999 tiene ingresos sin justificar por valor de 700.000 € y todavía no le ha pasado nada. ¿La justicia es igual para todos?

Lo que yo no podía dejar de pensar es que si hubiese defraudado impuestos, me habrían amnistiado. En general, toda esta crisis ha demolido las bases financieras de España, pero también las morales. El Estado necesita dinero, así que favorece a los ricos mientras retira servicios a los pobres. Es un Robin Hood al revés.


Vienes de un continente que ha sufrido durante décadas los problemas de la deuda externa, las crisis financieras, déficit democrático... ¿Si en España hubiésemos estado más atentos a los problemas de América latina podríamos haber evitado algunos de nuestros errores?


No. Pero si os hubierais quejado del capitalismo cuando estabais forrados y los latinoamericanos no, a lo mejor ahora habría más gente allá conmovida por la crisis de acá. Ahora, los latinoamericanos ven las protestas españolas y piensan: “pues estos son los mismos recortes que ustedes nos impusieron a nosotros en los noventa ¿Por qué eran buenos para nosotros y son malos para ustedes?”


El resto de la entrevista en Mone Monkey.




4 comentarios:

Dominique Vernay dijo...

muy buena entrevista con algunas frases geniales que recordar...

Miguel Torija dijo...

Gracias por tu comentario Dominique. Roncagliolo nunca defrauda. Me costó elegir, entre tantas, la frase para titular la entrevista.

Alejandro Garcia Gargallo dijo...

cada vez tienes mas cosas aqui miguel! jaja soy alejandro del año pasado de tecnologia, espero que vaya todo bien

Miguel Torija Martí dijo...

Gracias por pasarte Alejandro.
Me acuerdo de ti, claro que me acuerdo. Espero que la Universidad te vaya muy bien y que no pases mucho frío por Mosqueruela. Por aquí todo parecido.