miércoles, 15 de abril de 2015

HIPÓCRITAS, MEZQUINOS Y COBARDES



La propuesta sobre la asignatura de Religión del Partido Socialista, en las escuetas tres páginas que dedica en su programa electoral a la educación (todo un síntoma de la importancia que le da a este tema), parece esperanzadora para los que pensamos que, en un país laico, no tiene sentido que la religión aparezca en los sistemas educativos. El diario El País se encargó ayer, con un titular tramposo, de informar de esta propuesta en un intento de ayudar al P¿S?¿O?E de rentabilizar la nueva pirueta circense que se les ha ocurrido para encajar la Religión en el sistema educativo.
Este era el titular tramposo: “EL PSOE quiere eliminar la Religión de las aulas y recuperar Ciudadanía”
Al leerlo piensas “podían haberlo hecho en los 20 años que goebernaron, pero bueno, por fin se han atrevido, han dejado de hacer cálculos electorales y van a sacrificar el puñado de votos que les va a costar ser coherentes con sus principios”. Pero no. Ni mucho menos. Si se lee la noticia que acompaña al titular en la edición impresa (“curiosamente” en la edición digital ha sido cercenada una esclarecedora frase), se descubre la realidad, la nueva perversión del P¿S?¿O?E en este tema. Pretenden retirar la Religión de los centros públicos, pero no de los concertados (sustentados, igual que los anteriores, con fondos públicos pero gestionados por manos privadas y la mayoría de ellos ligados a la iglesia). Estos centros podrán seguir impartiendo la asignatura de religión.
Es una medida que tiene todo el tufo de haber sido consensuada con la Conferencia Episcopal. Todos ganan. EL P¿S?¿O?E intenta contentar a su electorado progresista (el poco que le va quedando) engañándolo de nuevo, mientras se asegura que la iglesia no se muestre muy contraria a este cambio de estatus de la religión. La Conferencia Episcopal no se va a enfurecer porque, si bien perdería la vergonazante presencia que tiene actualmente en los centros públicos, va a ganar cuota en el mercado educativo (lo que antes se llamaba sistema educativo es ya un mercado). Y al final el dinero es lo que más les interesa. En sus cálculos, deben imaginar que los padres que quieran que sus hijos den religión van a cambiarlos a las instituciones católicas donde puedan seguir recibiendo catequesis gratuita a costa de los contribuyentes.
Quiero pensar que los responsables del área de educación del P¿S?¿O?E creen que, dentro del horario lectivo, los niños y adolescentes de un estado laico no deberían dedicar tiempo a estudiar milagros, a sentirse incapaces de ser felices sin permiso de dios o a mostrar su asombro ante la “evidente” intervención divina en todo lo que sucede a su alrededor. El problema es que no se atreven a promover lo que su conciencia les dicta por miedo a las consecuencias electorales y siempre andan buscando remiendos. Remiendos hipócritas, mezquinos y cobardes.

4 comentarios:

Omar enletrasarte dijo...

recuerda que muchos se abrazan de la cascabel por un puesto en el parlamento u otro estadio gubernamental, los principios siempre son de goma y se estiiiiiran según convenga
saludos

PD - Observo que Ciudadanos ha captado el centro izquierda, restándole muchos votos a Podemos, debieron formar un frente único, porque divididos gana el pp

Miguel Torija Martí dijo...

Gracias por tu comentario Onar. No sé si Ciudadanos es muy de centro izquierda, pero tienes razón la prioridad es echar al PP.

javier palanca dijo...

Siempre le echaré en cara al Psoe este tema.
Es uno más de esos con los que han demostrado su incongruencia.
Se les sigue llamando de izquierdas de vicio.
Y sí, El País es su vocero.

Miguel Torija Martí dijo...

Gracias por tu comentario Javier. Alguna vez podían ser congruentes con su supuesto ideario, e igual les iba mejor de lo que esperan.